Saltear al contenido principal

Ventajas de tener cuentas de correo de pago, frente a opciones gratuitas como Gmail o Hotmail

¿Por qué adquirir cuentas de correo de pago, habiendo opciones gratuitas perfectamente válidas, como Gmail o Hotmail? Gmail logo

Vamos a darte varias razones de peso, usando Gmail para comparar, ya que es el servicio de correo más popular.

Si vas a usar tu correo desde la web de Gmail, te vas a encontrar cosas imposibles de solucionar. Puede que no sean problemas graves, pero seguramente no te van a gustar.

Lo más obvio: tu imagen

Siendo un particular, quedas como un señor teniendo tu correo con tu propio dominio. Si eres un profesional o una empresa, es crucial. Nadie quiere ver que la empresa en la que está contratando algo usa un servicio de correo gratuito, en vez de su propio correo con su propio dominio. No da buena imagen. Contrata ya uno de nuestros planes Correo y empieza a dar una imagen profesional.

A esto añadimos la flexibilidad de crear las cuentas de correo que quieras con tu nombre o marca, y saber que no dependen de que una tercera empresa como Google decida seguir regalando este servicio, o un buen día empezar a cobrarlo.

La privacidad

En estos tiempos en los que la privacidad en la red ha pasado a ser un tema preocupante, es posible que no estés cómodo sabiendo que es Google quien controla y almacena todos tus correos.

En palabras de Google ante un juez de EEUU, si usas Gmail, «no puedes tener ninguna expectativa razonable de privacidad». Google lee y procesa automáticamente todos y cada uno de tus correos.

La publicidad

Esto es muy obvio, Google te inserta publicidad en tus emails. Esta publicidad no es aleatoria, sino que surge de leer los contenidos de tus emails, de forma automatizada, para buscar los anuncios más relevantes.

Y encima tienen hasta una sección de «personalización de anuncios», como si fuera normal que hubiera que configurarlos. Nos hemos acostumbrado a que todos estos servicios como Gmail o Facebook conllevan este tipo de bombardeo publicitario.

No estás pagando por el servicio, pero la realidad es que pagas con tus datos, con tu privacidad y con la publicidad que recibes.

¿Y qué me ofrece el correo de pago?

Seriedad. Herramientas potentes, sin tonterías, usables y sin depender de nadie que te lo cambia todo de sitio cada cierto tiempo. Y por supuesto sin tener que dar tus datos al todopoderoso Google, ni tener ningún tipo de sensación de invasión de tu privacidad.

Ni que decir tiene que lo que importa, está incluido: gestión de identidades, creación de firmas, creación de carpetas, carpeta de spam, búsqueda de emails, y agenda de contacto. Lo que verdaderamente importa.

Es compatible con todo: con todos los programas de correo de PC, Mac y Linux; todos los smartphones; y por supuesto a través de la web.

Y además, es barato. Solo necesitas registrar un dominio y contratar uno de nuestros planes de correo.

¿Te has decidido? ¡A por ello!

Únete a nuestros miles de clientes que han dejado atrás el correo gratuito para elegir la opción más profesional. Además, tienes 60 días de garantía de prueba.

Consigue ya tu plan Correo