Dominios: información y consejos

¿Qué es un dominio? ¿Qué tipos existen? ¿Qué dominio elegir?

Qué es un dominio

Si tienes dudas sobre dominios, has llegado al sitio correcto. En esta guía te contamos todo lo que hay que saber: desde qué es un dominio hasta por qué no comprar uno barato, pasando por consejos para elegir dominio, dudas técnicas…

Lo mejor es que eches un vistazo a esta tabla de contenidos y vayas directamente a la parte que más te interese. O si de verdad quieres saberlo todo, puedes leer todo de principio a fin.

Contenidos

OFERTA: Hosting gratis si te cambias a Doominio.com

Solo hasta el 31 de mayo

Es tu ocasión para cambiar de proveedor de hosting. Te regalamos un año de hosting y nos encargamos de la migración para que todo salga perfecto.

¡Cámbiate ya!

OFERTA: Hosting gratis para nuevos autónomos y empresas

Solo hasta el 31 de mayo

Si te has dado recientemente de alta como autónomo o eres empresa de nueva creación, apoyamos tu proyecto profesional con un año de hosting gratis.

¡Empieza ya!

1. Qué es un dominio

Un dominio es el nombre que identifica a una web en internet y que te permite visitarla tecleándolo en la barra de direcciones del navegador. Hay muchas terminaciones pero la más popular es .com. Al visitar el dominio se accede a la web que tienes alojada en tu hosting, y cuando se envían correos a tu dominio llegan a tus cuentas de correo. También recibe los nombres dominio de internet o dominio web.

Algunos ejemplos de dominios serían: doominio.com, google.com, o panaderiaalberto.com. El organismo internacional que regula los dominios es ICANN.

¿Cómo se compra un dominio?

Al comprar un dominio para una web, lo que adquieres es el derecho a usar un determinado nombre en internet, para que la gente visite tu web, o te envíe emails. Técnicamente a esto se le llama registrar un dominio.

Comprueba si el dominio que quieres está libre:

Los dominios no se compran para siempre, sino que se registran durante un período de tiempo y se van renovando anualmente. Generalmente el período máximo de registro es de 10 años, aunque en el caso de los dominios .es el máximo es de 5 años. Esto no quiere decir que vayas a perder el dominio después de ese tiempo, solo es un límite a los años que puedes tener pagados de antemano. El dominio será tuyo siempre que lo sigas renovando.

Si no lo renuevas, caducará de acuerdo a unos plazos que tienes explicados en este otro artículo del blog: Cuándo caduca un dominio y cómo saber si un dominio está libre

¿Para qué sirve un dominio?

Las páginas web en internet tienen una dirección IP, que se compone de unos números. Si no existieran los dominios, para visitar una página web tendríamos que saber cuáles son esos números y teclearlos en la barra de direcciones del navegador.

Sería algo así como tener que recordar de memoria todos los números de teléfono de nuestra agenda. Para que no tengamos que hacer eso, podemos crear un contacto en nuestro teléfono, que identificaremos con un nombre. Todos hacemos eso, ¿verdad?

Ahora imaginemos que existe un organismo en el que podemos reservar un nombre para que todo el que quiera usarlo pueda llamarnos por teléfono sin saberse el número, solo usando el nombre que le demos.

Exactamente eso es un nombre de dominio: a través de un registrador de dominios, reservamos un nombre, y luego podremos usar ese nombre en internet. Así, podemos asociarlo a una página web y la gente podrá visitarla simplemente sabiendo el dominio.

¿Puedo usar acentos o la letra eñe en un dominio?

Es posible registrar un dominio con acentos o eñe, aunque el registro de un dominio de estas características conlleva un grave problema:

Un dominio con caracteres españoles no se puede usar para el correo electrónico.

El uso más conveniente de este tipo de dominio es redirigiéndolo a otro dominio sin eñes ni acento. De esta manera, se podrá usar el dominio con acentos para acceder a una página web, y para el resto de cosas usaríamos el dominio sin acentos.

¿Puedo transferir un dominio desde otro registrador?

Sí, en cualquier momento puedes cambiar tu dominio a otro registrador: todos funcionan exactamente igual. La diferencia que te vas a encontrar es en el soporte técnico y en los extras que vengan ya incluidos con el dominio. En nuestro caso, está ya todo incluido, no hay costes extras ni sorpresas.

Si quieres traer tu dominio con nosotros, aquí te explicamos cómo transferir un dominio. Es muy sencillo y te ayudaremos en todo el proceso. En ningún momento deja de funcionar nada.

2. Ventajas de registrar tu propio dominio

Piensa que el dominio que elijas es la primera piedra de tu proyecto. No es bueno caer en las prisas o la opción del más barato con la compra de un dominio. El «estoy empezando», o «ya veré como lo hago después», «es por probar»… puede ser una trampa mortal para tu proyecto web.

Tener el control de tu dominio no resulta un gasto importante y te asegurará que siempre esté bajo tu control y no dependas de nadie.

Tu web y tus correos nunca cambiarán

Tu dominio siempre se va a llamar igual. ¿Qué pasa si dejas de usar tu web en WordPress y te cambias a Yahoo, por ejemplo? Tu web pasaría de llamarse «tuweb.wordpress.com», a llamarse «tuweb.yahoo.com».

Si usaras tu propio dominio podrías redirigirlo a cualquiera de esas dos direcciones, de manera que tus visitantes, tus clientes, o tus amigos nunca tendrán que cambiar la dirección de tu web cuando la escriben en su navegador.

Con el correo pasa lo mismo. ¿Qué pasa si dejas de usar Hotmail, y te cambias a Gmail? ¿Qué pasa si usas una dirección de Telefónica asociada a tu ADSL y te cambias a Jazztel? Tendrás que avisar del cambio a todos tus contactos.

Si usas un dominio propio con redirecciones de correo, nunca tendrás que cambiar la dirección que das a tus contactos para que te escriban. Podrás redirigir tu dominio a la cuenta que tú quieras.

Nunca perderás el trabajo hecho con tu dominio propio

Si usas tu dominio, todos los enlaces que consigas, el posicionamiento web y la publicidad en todo tipo de medios se quedan ahí para siempre. Es un trabajo que una vez hecho nunca se pierde, independientemente de dónde tengas tu web, qué proveedor uses o qué sistema emplees para crear la web.

Si incluyes tu dominio en cualquier material escrito, como tarjetas de visita, libros, discos o revistas, siempre funcionará.

Si usas una dirección que te proporcionen gratuitamente y luego cambia o desaparece, pierdes tanto el trabajo que hagas en el «mundo real» (tarjetas, anuncios, contactos) como el que tengas en otras webs que enlacen a la tuya. Perderás el posicionamiento web y tus enlaces estarán mal en todas partes.

Si en lugar de usar tu dominio usas la dirección web que te da un servicio como Facebook o Blogspot, es como construir tu casa en terreno ajeno.

Te lo explicamos con un ejemplo. Imagina que no tienes dominio, decides no hacer una web propia y decides usar solamente Facebook para tu presencia en internet. Es decir: ¡tres malas ideas! Tu dirección es https://www.facebook.com/elcorteingles

Ahora imagina que Facebook decide cambiar el dominio, el https, el subdominio, y la ruta, y de repente la dirección correcta es http://facebook.net/usuarios/elcorteingles

Todo lo que hayas publicado usando la dirección que ya no existe, lo pierdes.

¿Qué podrías haber hecho para evitarlo? La solución idónea: tener tu propia página web con tu propio dominio.

Y la solución intermedia: tener un dominio con una redirección. Puedes tener tu dominio apuntando a tu página de Facebook, y dar siempre la dirección de tu dominio. Si las direcciones de Facebook cambian, solo tendrías que configurar tu dominio con la redirección correcta, y seguirá funcionando como siempre.

En definitiva: no te lo pienses y ponte a buscar un dominio ya mismo.

Comprueba si el dominio que quieres está libre:

3. ¿Qué tipos de dominios existen?

Hoy en día es muy habitual no encontrar a la primera el dominio que buscas. Tranquilo, ¡hay solución! Hay otros tipos de dominios que te pueden interesar.

Si has intentado registrar un dominio y está ocupado, seguro que te preguntarás qué tipos de dominios existen, cuántos hay y cuáles son las diferencias. Hay otras muchas terminaciones de dominio y este artículo te enseñará a buscar la ideal para ti.

Hay una gran variedad de terminaciones diferentes. Unas son más interesantes que otras pero lo importante es que con cualquiera de esas terminaciones vas a poder tener un dominio que va a funcionar exactamente de la misma manera que un .com.

Comprueba si el dominio que quieres está libre:

Las diferentes clases de dominios, explicadas

Hay cuatro tipos principales de dominios:

  • Los «clásicos»: son los más extendidos, principalmente los .com, .net, y .org.
  • Los que son específicos de cada territorio: suelen llevar una abreviatura del nombre del país concreto al que pertenecen. Por ejemplo, los .es de España, los .it de Italia, o los .fr de Francia.
  • Los dominios de segundo nivel, habitualmente ofrecidos dentro de los territoriales, como .com.es, o .co.uk.
  • Las nuevas extensiones de dominios, de reciente creación y con terminaciones más largas, como .shop o .madrid.

¿Y cuántos tipos de dominios diferentes hay y cuáles son? ¡Muchísimos! En la Wikipedia puedes encontrar un listado exhaustivo de todos los dominios, pero te aconsejamos que sigas leyendo.

Los dominios clásicos de primer nivel: .com, .net y .org

Estos son los dominios más populares porque llevan más años en funcionamiento y son las que usa la mayoría de la gente. Su nombre técnico es Top-Level Domains (TLD).

La ventaja que tienen es que estamos familiarizados con estos dominios y a nadie le va a resultar raro que tengas un dominio de este tipo.

A los .com.net y .org primigenios se les unieron hace años otros dos TLD: .info y .biz. Pero no han tenido la misma popularidad.

Los dominios geográficos y de países, como .es o .eu

Cada país del mundo tiene su propio dominio, como el .es de España, y también los hay para otros territorios, como el caso de .eu para la Unión Europea.

Estos dominios, llamados ccTLD (Country Code Top-Level Domains), pueden tener restricciones, como estar limitados a los ciudadanos de un país o a páginas escritas en un idioma. Actualmente, la mayoría de páises ya no imponen restricciones a la hora de registrar estas extensiones.

Aunque la gente asocia «página web» con «.com», lo cierto es que los dominios .es funcionan muy bien en España y los usuarios los identifican sin problemas. Así que si no puedes conseguir el .com, tu siguiente objetivo debería ser comprar un .es.

Otro dominio que podría ser útil pero en la práctica no tiene demasiado gancho es el .eu, de Europa, aunque sí puede ser adecuado para algunos proyectos.

Dominios asociados a territorios lingüísticos, como .cat, .eus y .gal

Aunque no son ccTLD, sino dominios normales, en España tenemos los .cat, .eus y .gal, para Cataluña, Euskadi y Galicia. Si vas a hacer tu web en catalán, euskera o gallego y está dirigida al público de estas Comunidades Autónomas, pueden ser buena idea.

No están muy extendidos salvo quizá el .cat, que tiene cierta popularidad. El inconveniente es que son bastante más caros que los dominios más habituales.

Los que tienen un punto en medio (segundo nivel) como el .com.es o el .co.uk

Estos dominios, llamados de «segundo nivel», te permiten tener un dominio como por ejemplo «elblogdemarta.com.es». El problema es que son bastante confusos para la gente. Suenan raro y por ejemplo alguien podría pensar «¿era .com.es o .es.com?».

Solamente son habituales en países que los han adoptado como norma, como el Reino Unido. Ahí no puedes registrar un .uk directamente, sino que tienes que elegir un .co.uk o un .org.uk. En México también son bastante habituales los dominios .com.mx.

Los nuevos dominios gTLD, como .shop o .madrid

Las nuevas extensiones de dominio de primer nivel (new gTLD), que se empezaron a comercializar en 2014, son una alternativa a los más populares .com, .es, etc.

A nosotros nos gustan más los dominios de siempre. Desde 2014 hay un listado interminable de terminaciones, pero registrar este tipo de dominios es una práctica que no ha llegado a cuajar. Aquí puedes ver algunas estadísticas de implantación de los nuevos TLD.

Estos nuevos dominios gTLD en nuestra opinión no son recomendables de momento. Son caros y la gente no está acostumbrada a ellos, no merece la pena gastar más dinero en un dominio que a la gente le va a parecer raro.

Piénsalo, ¿cuándo has visitado una web que tenga uno de estos dominios? ¿Cuántas veces has enviado un correo a una dirección de uno de estos dominios? No son populares.

La ventaja que tienen es que puedes encontrar dominios libres más facilmente, pero es que encima son muy caros.

Nadie necesita un dominio tipo rollingstones.band si puede comprar rollingstones.com, porque este último nos suena más familiar.

Características de los nuevos TLD

Estos dominios son genéricos, de primer nivel. Es decir, tienen todas las características que puedes encontrar al registrar un dominio .com o .net, y podrás hacer exactamente las mismas cosas que se pueden hacer con un dominio .com o .net o .org. Puedes aprender más en la Página de ICANN sobre los nuevos dominios.

El posicionamiento web de los nuevos TLD

Las webs que usen este tipo de dominios serán tratadas igual que otras extensiones más genéricas como .com, .net, .org, etc.

Es decir, el hecho de que una web tenga un tipo de dominio u otro, no influye de ninguna manera de cara al a la visibilidad de tu página web en internet.

Pongamos ejemplos: no por usar un dominio .photos te vas a posicionar mejor para temas de fotografía. Incluso un dominio territorial, como un .london, será tratado de la misma manera que otro cualquiera, en todas partes del mundo, no te va a hacer más visible para la gente de Londres que una extensión .com por ejemplo.

Niveles de dominios y subdominios

Aunque en la práctica no tiene importancia, la forma técnica de clasificar los dominios es mediante sus niveles:

  • Primer nivel y territoriales (.com, .es, etc.): no se pueden registrar directamente ni «inventar», salvo que tengamos los recursos económicos y técnicos para crear un nuevo TLD (Top Level Domain). Es decir: no te puedes inventar el dominio ‘.tienda’.
  • Segundo nivel: esto es lo que en la práctica todos llamamos dominio. Nos inventamos un nombre y lo registramos bajo el primer nivel que hayamos elegido. Por ejemplo: ‘tiendadetuercas.es’.
  • Tercer nivel: algunos Registros reservan ciertos dominios de segundo nivel, de forma que se pueden registrar dominios de tercer nivel bajo estos. Por ejemplo, ‘.com.es’ está reservado para crear dominios de tercer nivel como ‘tiendadetuercas.com.es’.

Los subdominios

Si tienes registrado un dominio «normal» (es decir, de segundo nivel), tienes la posibilidad de crear todos los subdominios que quieras. De hecho, el famoso prefijo «www» es simplemente un subdominio del dominio correspondiente. Puede ser un poco lioso, seguro que se entiende mejor con este ejemplo:

  • Nosotros tenemos registrado el dominio doominio.com. Técnicamente es un dominio de segundo nivel, como hemos visto.
  • Nuestra web está en el subdominio www.doominio.com.
  • El blog que estás leyendo está en el subdominio blog.doominio.com.

El único requisito para crear subdominios a partir de un dominio que tengas registrado es configurar sus zonas DNS para que funcionen. No hay que pagar nada ni hay ninguna limitación.

¿Qué diferencia hay entre un tipo de dominio y otro?

La buena noticia es que técnicamente funcionan todos igual y en la práctica, todos sirven exactamente para lo mismo.

No hay nada que se pueda hacer con un tipo de dominio que no se pueda hacer con otro. Todos sirven para tener una página web y cuentas de correo electrónico, mediante el correspondiente plan de alojamiento web. Bueno, hay una salvedad, pero no tiene que ver con la terminación: los dominios con eñe y caracteres acentuados no sirven para el correo electrónico.

Vale, ¿entonces cuál hay que comprar?

Pues cualquiera, todos te van a servir y hay muchísimos más, pero lo normal sería seguir este orden de popularidad:

  • .com
  • .es
  • .net
  • .org
  • .eu
  • .info

Y ya el resto indistintamente, a tu gusto. Así que, ¡adelante, haz una búsqueda!

Comprueba si el dominio que quieres está libre:

También puedes consultar nuestro artículo con Estadísticas de registro de dominios

4. Dominios .es: el dominio web de España

Todo sobre los dominios .es

Todos los dominios funcionan igual. Pero los .es («punto es») además identifican las páginas web como españolas.

Busca tu dominio .es:

¿Cuál es la estructura de un dominio .es?

Un dominio .es se compone de dos partes: el nombre, y la terminación, el característico ‘.es’. El .es es lo que se llama un dominio de primer nivel, y el nombre sería un dominio de segundo nivel.

Nos podemos inventar el nombre que queramos y usarlo siempre que no esté ya registrado o no esté en alguna de las listas de términos reservados de EsNic. Normalmente se reservan los topónimos, nombres de la Casa Real, etc.

Es decir, cuando registramos un  .es, lo que podemos elegir es la parte que va antes del “punto es”. Por ejemplo, si tenemos una tienda de tuercas, podemos registrar ‘tiendadetuercas.es’. Lo que elegimos es el nombre que va a tener  delante del .es, en este caso, ‘tiendadetuercas’.

Dominios de tercer nivel

También es posible registrar un dominio de tercer nivel con las terminaciones .com.es, .org.es y .nom.es. Siguiendo nuestro anterior ejemplo, podíamos registrar ‘tiendadetuercas.com.es’.

No hay diferencia en la práctica entre elegir un dominiode tercer nivel o del segundo, pero los usuarios están mucho más acostumbrados a teclear los dominios de segundo nivel, los «normales»». Nosotros recomendamos registrar un dominio .es y también el .com para proteger tu imagen de marca.

¿Por qué registrar un dominio .es?

Los .es están experimentando un crecimiento imparable a lo largo de los últimos años.

Cuando se creó esta extensión .es, el gobierno de España puso unos requisitos muy complejos para poder registrarlos. Debían coincidir exactamente con la denominación legal de una empresa, había mucho papeleo y las tarifas eran muy caras, por lo que muchas empresas optaron por otras extensiones de dominio obviando la de España.

Desde noviembre de 2003, cualquier persona física o jurídica con intereses o vínculos con España tiene derecho a registrar un dominio .es. Los dominios .es identifican las páginas web españolas, sin más requisitos.

Desde que se liberalizó el registro de los dominios .es, eliminando estos requisitos y bajando los precios, tanto las empresas como los particulares españoles están eligiendo cada vez más este tipo de extensión para registrar sus empresas, lo cual hace que aumente la popularidad y la confianza en la imagen que proyecta tener una página web con dicha extensión.

Nuestro consejo es registrar como mínimo el dominio .com y el .es para cualquier proyecto web serio, por varias razones:

  1. Por el posicionamiento orgánico en buscadores.
  2. Para que no te roben tu identidad de marca.
  3. Mayor cercanía y proximidad con tu público objetivo.
  4. Hay mucha gente que se confunde entre .es y .com, por ello es bueno tener una redirigida a la otra.
  5. Mayor seguridad y fiabilidad para tu empresa.

5. Qué puedo hacer con mi dominio

Saca partido a tu dominio

«Ya tengo un dominio. ¿Qué puedo hacer con él?» Te explicamos cómo sacar partido a tu dominio con redirecciones de correo, redirección web, o tu propia configuración usando nuestros DNS.

¿Ya tienes tu dominio registrado? ¡Enhorabuena!

Sin pagar ni un solo euro más, solo con tu dominio, tienes acceso a herramientas interesantes: las redirecciones, y los DNS.

Lo primero que puedes hacer con tu dominio: redirecciones

Mediante las redirecciones, puedes hacer que tu dominio tenga una web, diciéndole que cuando alguien lo visite, se le dirija a otra página que puede que ya tengas, en un sitio de blogs gratuitos, en Google, o en el típico espacio web que ofrecen algunos proveedores de ADSL.

Usar esta herramienta tiene sus pros y sus contras. Es barato, porque se incluye con los dominios (es gratis en Doominio.com, no es gratis en cualquier otra empresa), pero tiene sus desventajas, por ejemplo no podrás posicionar tu web en internet si usas una redirección web, y no podrás enviar correo con tu nombre de marca usando una redirección de correo, solo podrás recibirlo en otra cuenta.

También puedes crear redirecciones de correo, de manera que lo que llegue a tu dominio, se dirija a una cuenta que ya tengas, en Gmail o Hotmail por ejemplo.

Configuración avanzada si ya usas otros servicios web: los DNS

Por supuesto, también puedes configurar nuestros DNS para usar con tu propio servidor web, o para conectar tu dominio con cualquier otro servicio de cualquier proveedor. Puedes crear todos los registros que necesites: A, CNAME, TXT, SPF…

El siguiente paso: cuentas de correo y hosting

Usar tu dominio con redirecciones puede ser suficiente para mucha gente. Pero estamos seguros de que pronto vas a querer dar el siguiente paso: tener tus propias cuentas de correo o un plan de hosting para alojar tu web (que también incluye correo, claro).

6. Qué dominio elegir

Registra tu dominio

¿No sabes que dominio elegir? Nosotros te ayudamos para que puedas registrarlo hoy mismo.

A todos nos ha pasado alguna vez: has decidido por fin comprar un dominio, te pones a buscar uno que esté libre, y no hay manera. Todos los dominios que se te ocurren están ocupados.

Comprueba si el dominio que quieres está libre:

Vamos a ayudarte a solucionar ese problema y que puedas encontrar tu nuevo dominio hoy mismo.

5 consejos para elegir tu dominio

1. ¿Qué terminación elijo?

  • Los .com y .es son los más populares. El .com implica un mayor reconocimiento de marca, es el más standard. El .es añade el dato de que eres español, o de que tu dominio está dirigido al público español.
  • Si te tomas en serio proteger tu nombre de dominio, lo mínimo que te recomendamos es registrar el .com, el .es, el .net y el .org. Pero tampoco pasa nada por empezar tu proyecto web comprando solamente un dominio.
  • Todas las terminaciones de dominio funcionan igual. Puede haber diferencias administrativas, pero en cuanto al funcionamiento vas a poder hacer lo que quieras con cualquier tipo de dominio. Un .es o un .com funciona tan bien como un .tienda o un .cat. Ninguno va mejor que otro.

2. ¿Como encuentro un buen dominio que esté libre?

  • Lo primero que hay que intentar es ir a lo sencillo y fácil de recordar. Si tienes una empresa que se llama Tornillos Martinez, compra tornillosmartinez.com o .es.
  • Si puedes, usa palabras clave que sean importantes de cara a tu actividad. Por ejemplo, siempre será mejor tornillosmartinez.com que latiendademartinez.com, ya que en el primer caso queda claro a qué te dedicas en esa tienda, y en el segundo caso no.
  • No te pases especificando. tornillosmartinez.com está bien, pero tornillostuercasymaterialesmartinez.com es un dominio que nadie recordará, es demasiado largo.
  • Si tu negocio es local, intenta incorporarlo al dominio. Por ejemplo: tornillosoviedo.com.
  • Pero a lo mejor tu empresa o tu actividad es dificil de describir en una palabra corta. Si te decides por ser creativo, intenta usar una palabra o palabro que nadie más esté usando, busca en Google esa palabra, y si no tienes resultados, a por ella.

3. Ten cuidado con algunos caracteres especiales

  • Evita usar guiones. Es mala idea comprar tornillos-martinez.com si puedes comprarlo sin el guión. El guión solo añade confusión, y habrá quien intente teclear tu dominio con el guión bajo.
  • Evita los acentos y la eñe. Con estos dominios no podrás usar cuentas de correo, y además no se van a poder teclear facilmente desde el extranjero.
  • Evita usar números. Imagínate que registras 9tornillos.com. Cuando le digas a alguien tu dominio, tendrás que especificar que el nueve es con número, y la gente no sabrá si buscarlo con número o sin él.

4. ¿Suena bien?

  • Piensa en la sonoridad. Trata de imaginarte diciéndole a alguien cuál es tu dominio, pronunciándolo en voz alta. Si hay que hacer alguna puntualización, como por ejemplo tornillossegura.com (con dos eses), elige otro dominio.
  • El objetivo es que no tengas que explicar a nadie cómo se escribe exactamente. Si tienes que deletrearlo, elige otro.

5. ¿Estás seguro de cumplir con la ley?

  • Cuidado con las marcas registradas. No intentes parecerte a nadie, ni tratar de ser más listo que nadie registrando algo que pudiera estar relacionado con una marca.
  • Si están registradas las demás extensiones, no registres tu dominio. Es decir, si tornillosmartinez.com .net y .org están ya registrados, piensa si es una buena idea registrar tornillosmartinez.es. Ten en cuenta que como mínimo tu web se confundiría con la otra, que seguramente será tu competencia.

Ten paciencia y lo encontrarás

Si has seguido todas las indicaciones, es muy posible que ya sepas exactamente cuál es el dominio que quieres… pero está registrado. Eso quiere decir que vas por el buen camino, alguien más se ha dado cuenta de que ese nombre de dominio es bueno.

Sé creativo, dale un par de vueltas al asunto, y seguro que llegarás a encontrar tu dominio.

7. Por qué no comprar un dominio barato

Comprar un dominio barato: NO

¿Por qué hay empresas que venden dominios tan baratos? Te explicamos dónde está el truco.

Los dominios baratos tienen truco. El problema es que no es tan fácil saber el precio real.

Si alguien te quiere vender un Ferrari por 100 euros, sospechas. Todo el mundo sabe lo que vale un Ferrari, y todos nos imaginamos que hacer un coche tiene unos costes de fabricación.

El problema es que no todo el mundo sabe cuál es el coste de fabricación de un dominio, por llamarlo de alguna manera.

Si una empresa te vende un dominio por 1 euro al año, está perdiendo dinero, porque para venderte ese dominio, esa empresa va a tener que pagar bastante más que un euro ya solamente en las tasas del registro.

¿A que ahora ya empiezas a sospechar?

Dominios baratos y sus trucos

Entonces, ¿por qué las empresas venden dominios tan baratos? A nosotros a veces se nos escapan las razones, aunque ya de antemano sabemos que no puede ser que un dominio sea tan económico, y tienes que investigar un poco para ver el truco. Ya te adelantamos que nuestros dominios no tienen trucos 😉

Comprueba si el dominio que quieres está libre:

Los extras

El viejo truco de los extras. Si te venden un dominio pelado sin extras, no te va a servir para gran cosa. Sin redirecciones o DNS, puede que hayas comprado un fantástico dominio que no sirve para nada.

Ahora bien, si te venden aparte esos extras, tu dominio sirve para hacer cosas, pero ya no vale lo que pone en la portada de la web con letras grandes, el precio sube.

El primer año

Ese precio ridículo con letras enormes puede tener un subtítulo que diga «el primer año». Aquí suponemos que el año siguiente piensan recuperar el dinero cobrándote la renovación a coste de oro.

El regalo

Puede incluso que tu dominio sea gratis. Al comprar cuentas de correo o espacio para subir tu web, te regalan el dominio. Pero ya hemos quedado en que los dominios cuestan un dinero a la compañía que te los vende, así que no puede ser.

Es posible que te estén cargando el importe del alojamiento, para poder decirte que te dan gratis el dominio, en vez de cobrarte un precio justo por cada cosa.

El low cost

¿Qué es lo más importante a la hora de elegir dónde tener un dominio, qué diferencia una empresa de otra? No todas son iguales, igual que no todas las personas son iguales.

Hay empresas grandes que todos conocemos, dan un servicio terrible, y te cobran muy poco, porque te ofrecen poco o nada. Tu dominio está registrado, sí, pero el día que haya cualquier problema y estés en sus manos, estás perdido.

Lo más importante bajo nuestro punto de vista es el soporte técnico y tener tu dominio en manos de buenas personas, motivadas, y que te traten con amabilidad y sin tonterías.

Todo eso entra dentro del coste real de un dominio.

¿Y qué pasa con los precios caros?

Esto sí que es alucinante. Hay empresas que dicen ser líderes de mercado cobrando un importe de locura por los dominios. A lo mejor por eso son líderes de mercado.

Nosotros cobramos lo que nos parece un precio justo por cada dominio, sin pretender sacar las perras de otro lado, ni pretender hacernos millonarios vendiendo dominios.

Tenemos miles de clientes satisfechos, que saben que pagan por un servicio, y que están con nosotros, aún sabiendo que podrían estar en otro sitio más económico. Por algo será… 🙂

La sorprendente historia del registro de dominios y sus precios

Hace más de veinte años, cuando compramos nuestro primer dominio, y nunca pensábamos que acabaríamos dedicándonos al registro de dominios, las cosas no eran como ahora, evidentemente.

Solo había un único registrador que tenía el monopolio sobre el mercado: Network Solutions (hoy Verisign), y los vendía a 35 dólares. Además, había un tiempo mínimo de permanencia de 2 años.

Lo peor era que no podías registrarlo si no tenías unos servidores DNS para asignar al dominio. Es decir, no podías registrarlo para usarlo más adelante. Además, cualquier tipo de cambio se hacía por email, y había que usar plantillas específicas para cada asunto. Los cambios tardaban siempre 48h en propagarse.

El mercado libre

A finales del ’99 se liberalizó el mercado, y empezaron a aparecer nuevos registradores, con una bajada de precios importante, y más facilidades para el registro y configuración de los dominios. En España, los primeros registradores (con alguna excepción) rápidamente inflaron sus precios para aprovechar su posición dominante.

También empezaron a aparecer los primeros servicios añadidos, como redirecciones o incluso DNS, que en principio eran tan caros como un dominio. Algunos de estos servicios se fueron haciendo casi imprescindibles, y muchas empresas los hemos incorporado al precio.

El problema es que hoy en día, con tantos registradores, nadie sabe ni cuánto debería valer un dominio, ni qué opciones debería llevar incluidas en el precio.

Unos parece que regalan los dominios, y luego usan todo tipo de trucos para que pagues más. Otros te venden el dominio baratísimo y luego te cobran por todo lo demás que puedas necesitar, o te hacen una venta agresiva de todos sus servicios. ¡Y luego estamos nosotros!

Por qué registrar un dominio en Doominio.com

Dominios en Doominio.com

Queremos explicarte cuál es la diferencia entre comprar un dominio con nosotros y hacerlo en otro sitio, y darte algunas claves que igual no tenías en cuenta.

Somos baratos…

Cuando nació Doominio.com, en 2003, quisimos ser los más baratos, y lo fuimos durante unos años.

El problema es que ser el más barato no es una buena idea. No te permite dar una buena atención a las necesidades del cliente, y siempre puede aparecer alguien dispuesto a bajar los precios más que tú, o incluso a perder dinero con el registro de dominios, como hacen ahora unas cuantas empresas.

… pero no somos los más baratos

Hay otras empresas que ofrecen dominios a precios ridículos que ni siquiera pueden dejarles beneficios, y esto tampoco lo entendemos, como ya hemos explicado.

Lo barato sale caro

¿Querrías tener tu dominio en una empresa que pierde dinero con cada dominio que registra, o que solo gana unos céntimos?

A veces, nuestros clientes se van a alguna de esas empresas, tentados por el precio, y acaban volviendo a Doominio.com. Cuando vuelven, nos cuentan cosas como éstas:

  • No hay atención en castellano.
  • Si tienes una duda, pueden tardar una semana en contestarte.
  • Te intentan cobrar por algo que no necesitas.
  • Hay cláusulas de dudosa legalidad.
  • El dominio puede no estar a tu nombre.
  • Usan todo tipo de trucos para forzarte a renovar con ellos.

Nuestros precios nos permiten ser asequibles y dar un excelente servicio, que es lo lógico.

Nos hemos mantenido a lo largo de los años con una política de precios coherente, acorde a los tiempos, y creemos que nuestros clientes han respondido de manera favorable a nuestra manera de hacer las cosas.

Si nos permites el símil, no somos una de esas compañías aéreas que te cobran burradas por un vuelo (no nos hagáis dar nombres), ni somos como las compañías low-cost en las que si te descuidas tienes que viajar en el portamaletas 🙂

Nuestro soporte técnico

Pero sobre todo, lo más importante es que te atiendan bien, y nadie lo hace mejor que nosotros 🙂

Y ahora que ya lo sabes todo sobre los dominios, usa la casilla de búsqueda y hazte con el tuyo hoy mismo:

Comprueba si el dominio que quieres está libre:

Sobre el autor

Pablo

Nuestro jefe de Soporte Técnico desde hace más de 10 años. Su día a día es la atención a nuestros clientes.