Saltear al contenido principal

Quédate en casa. Sálvanos del Coronavirus.

Por favor: quédate en casa si te resulta posible y sigue todas las recomendaciones de las autoridades. Ganar al virus depende de todos. Contamos contigo.

Visita Vamos a ganar para leer las noticias buenas sobre esta crisis, siempre de fuentes contrastadas.

¿Cómo sé que mi lista de correo es legal?

Las listas de correo para mailings requieren que tus contactos hayan dado su consentimiento (lo que se llama lista opt-in). Esto significa que todos los contactos deben haberte dado su dirección de correo, de manera expresa, sabiendo que se van a añadir a la lista y van a recibir tus emails. Por lo general, los contactos se inscriben a través de un formulario de inscripción en una web.

¿Qué es una lista con consentimiento?

Las listas de correo para mailings requieren que tus contactos hayan dado su consentimiento (lo que se llama lista opt-in). Esto significa que todos los contactos deben haberte dado su dirección de correo, de manera expresa, sabiendo que se van a añadir a la lista y van a recibir tus emails. Por lo general, los contactos se inscriben a través de un formulario de inscripción en una web.

Una lista con consentimiento verificado («doble opt-in«), que es lo ideal, significa que todas las personas que se han inscrito para estar en la lista de correo electrónico, también verificaron que efectivamente quieren ser añadidas a través de una confirmación por correo electrónico. Esto mejora la calidad de la lista en gran medida, ya que garantiza que ninguna persona ha sido añadida a la lista en contra de su voluntad, o por error.

¿Es mi lista una lista «opt-in»?

Depende de cómo la hayas obtenido, y del proceso por el que pasaron los contactos cuando te dieron su dirección de correo electrónico. Veamos unos cuantos casos.

1. Contactos que se registraron a través de un formulario de suscripción en la web

Sí. Tienes que tener un formulario de suscripción en tu página web, en el que dices claramente «rellenar este formulario para suscribirse a nuestro boletín de correo electrónico» (por ejemplo). De esta manera las personas son conscientes de que se están inscribiendo a una lista de correo electrónico sin lugar a dudas.

2. Clientes que marcaron una casilla del tipo «añádeme a la lista de correo electrónico» al enviar un formulario en mi sitio web.

Sí. Cualquiera de tus clientes que envíe un formulario a través de tu web (por ejemplo, al registrarse en tu web, o realizar un pedido), y seleccione una opción que diga «sí, añádeme a la lista de correo electrónico» (por ejemplo), se considera que ha dado su consentimiento.

3. Listas obtenidas de tarjetas de visita en ferias

No, esto no se considera consentimiento expreso.

4. Clientes que han comprado mis productos o servicios

La legislación española permite el envío de comunicaciones comerciales a «aquellos usuarios con los que exista una relación contractual previa, en cuyo caso el proveedor podrá enviar publicidad sobre productos o servicios similares a los contratados por el cliente».

5. Miembros de mi sitio web o foro

No. Una vez más, esto no constituye un consentimiento expreso, a menos que estas personas hubieran marcado ​​un «sí, me gustaría suscribirme a su lista de correo electrónico» al registrarse en la web o foro.

6. Mis amigos de Facebook (o amigos en otros sitios de redes sociales)

No, en ningún caso hay consentimiento expreso por el hecho de ser amigos en Facebook

7. Contactos en mi libreta de direcciones de correo electrónico

No, el tener una dirección de email en tus contactos no quiere decir que esa persona haya manifestado que quiere recibir tus correos

8. Listas compradas o alquiladas

Bajo ningún concepto. Las listas compradas tienen direcciones de gente que no ha manifestado su conformidad con tus campañas de marketing. Hay empresas dedicadas a vender listas y bases de datos. La venta de las listas es legal, pero su uso es ilegal.

Mi lista no cumple con los requisitos, ¿cómo puedo hacer que los contactos que ya tengo cumplan con los requisitos?

En esta situación, siempre es mejor empezar completamente de cero, y construir una nueva lista. Tratar de enviar mensajes para pedir el consentimiento a una lista existente que no fue obtenida correctamente puede ser difícil, consume tiempo, y probablemente resultará en una pérdida enorme de direcciones de correo electrónico.

Si tienes más dudas, está todo desarrollado y explicado de forma muy simple en esta web del Ministerio de Industria:

5 preguntas sobre mailings publicitarios y correo comercial

Una de las dudas más frecuentes de nuestros clientes suele estar relacionada con la legalidad de los mailings publicitarios, o correos comerciales.
¿Qué envíos están permitidos?

1. ¿A quién puedo enviar correos electrónicos sobre los servicios de mi empresa?

Solo puedes enviar correo a dos tipos de destinatarios:

  1. A quien te haya manifestado previamente un interés explícito en recibir tus correos. La ley requiere un consentimiento expreso previo. Solo puedes enviar correo publicitario a quien te ha dicho que quiere que le envíes correo.
  2. A usuarios con los que exista una relación contractual previa. Es decir, puedes enviar publicidad a tus clientes o información sobre servicios similares a los ya contratados.

Lo más importante es respetar esas dos cosas. Por último, en los emails que envíes, tienes que ofrecer a los destinatarios la posibilidad de dejar de recibir correos.

2. Mis emails tienen la posibilidad de darse de baja, ¿de esta manera puedo enviar correo comercial?

No, en absoluto. No vale solo con poder borrarse, tiene que haber consentimiento expreso.

Como ya hemos dicho, si quieres enviar correo a alguien, ese destinatario tiene que haberte dicho primero que quiere recibir tus correos.

3. He encontrado una dirección de email «en internet», ¿puedo enviar correo comercial a esa dirección?

No, de ninguna manera. Ni siquiera el hecho de que una dirección de correo figure en fuentes públicas como puede ser la Agenda de la Comunicación o publicaciones similares, te autoriza para hacer envíos masivos de comunicaciones comerciales.

No te dejes engañar: las excepciones previstas en la LOPD acerca de las fuentes públicas no se aplican a la LSSI-CE y la publicidad por correo electrónico.

4. He comprado una base de datos de emails, ¿puedo enviar correo a estas direcciones?

No, ni de broma. Es más, denuncia a cualquier empresa que te haya vendido esa lista de correos. Parece mentira pero hay empresas que se dedican a vender esos datos, y hay mucha gente que los compra, pensando que es legal hacer envíos a esas direcciones.

Si los datos proceden de fuentes públicas, puedes hacer envíos por correo postal, pero nunca por correo electrónico.

5. Yo recibo mucho spam, así que si todo el mundo lo hace, yo también puedo enviar correo comercial no solicitado

En todo caso a lo que te animamos desde aquí es a que denuncies a cualquiera que te esté enviando correo comercial sin haberte preguntado antes. Que tú recibas spam no te da derecho a enviarlo, y te arriesgas a que te caiga una multa muy cuantiosa.

Si tienes dudas, está todo desarrollado y explicado de forma muy simple en esta web del Ministerio de Industria:

En resumen: si tienes dudas acerca de si puedes enviar ese mailing, la respuesta es siempre «no».

Pablo

Nuestro jefe de Soporte Técnico desde hace más de 10 años. Su día a día es la atención a nuestros clientes.

Doominio.com: fondo

Doominio.com - Hosting y dominios ecológicos desde Asturias